Teléfono: 809 540 5753

Corredores de Seguros en Santo Domingo

En caso de atropellar un peatón

 

Escrito por Abogados especialistas en accidentes de tránsito:

Muy importante saber esto:

Si uno atropella a un peatón y éste muere, hay que esperar a que el Agente de tránsito llegue a levantar el croquis; pero a veces dichos croquis son modificados para inculparnos más. Si usted cree que el croquis no corresponde con la escena original, aunque le parezca extraño, ¡NO SE NIEGUE A FIRMARLO! pues ante su negativa, un testigo (por lo general, miembro de la familia del accidentado) firma el croquis, que no se podrá cambiar después.

Lo correcto es firmarlo y en la parte que dice OBSERVACIONES escribir que usted no está de acuerdo, que el croquis esta cambiado, etc. No le pida permiso ni le diga al agente de tránsito que usted va a escribir en Observaciones, pues él lo puede intimidar con cosas como irrespeto a la autoridad, etc.

Ese espacio es para su uso, así que hágalo sin decirle nada a él, es su derecho. Si tiene la posibilidad de tomar fotos, ¡hágalo! UTILICE LA CÁMARA DE SU CELULAR. Si el peatón queda herido, lo ideal es esperar a que llegue una ambulancia, pero uno debe hacer un juicio y valorar el estado de la persona, porque si la persona muere mientras la ambulancia llega, usted va a ser inculpado por no prestar ayuda. De manera que si usted cree que la persona necesita ayuda inmediata y la ambulancia no llega, usted debe llevarla a la clínica más cercana.

Si en este caso la persona llega a morir en su automóvil, no se detenga en ninguna estación de policía, pues usted puede ser inculpado por homicidio y el cuerpo de la persona se constituirá en prueba.

Usted debe seguir hasta el hospital o clínica y allí los médicos determinarán que la persona murió en un accidente de tránsito; o aún mejor, podría llegar con vida.

A su vez, al hospital llegará un policía de tránsito que en ese momento se convierte en Policía Judicial, ya que él recoge todas las pruebas y testimonios que va a entregar a un fiscal y le pedirá a usted, el conductor (a), una versión libre de lo sucedido.

POR NINGUNA RAZÓN CONFIESE QUE LE DIO, LO ATROPELLÓ O LO MATO, etc., porque usando esa terminología usted estaría aceptando la culpa y dándole la razón a los que lo quieren estafar. Diga que usted iba por la vía “X”, a una velocidad “X” y que la persona atropellada cruzó la vía presentándose el ACCIDENTE. El policía de tránsito le va a preguntar con qué parte del carro golpeó al peatón, no caiga en su trampa, diga que la persona se atravesó y ella fue quien golpeó el carro en la parte de adelante.

NUNCA responda que  “USTED LE DIO O LO GOLPEO CON LA PARTE  X DEL VEHICULO”, con esta confesión usted está aceptando la responsabilidad del accidente.

El próximo paso es que a usted lo lleven a Medicina Legal, y le hagan 2 pruebas que son diferentes: a) Prueba de embriaguez y b) Prueba de sangre. La de embriaguez es la prueba en la que lo ponen a caminar sobre una línea recta mirando fijamente un dedo, etc. Si usted da negativo(a) en esta prueba, NO permita que la segunda prueba, la de la sangre; usted no está obligado y esta última prueba ya que puede salir positivo aun cuando usted este sobrio. Esto se debe a que si ha ingerido alcohol éste permanece por algunos días en la sangre. Así que si usted ha bebido licor, ron o whiskies en días anteriores al accidente, la prueba puede salir positiva, así usted esté en sus cabales.

Pero si la prueba de embriaguez da positiva, usted no se puede oponer a la de sangre, pues es para confirmar.

En este caso NO ACEPTE jeringas que no sean abiertas en su presencia. De aquí usted será llevado a una fiscalía y será detenido por 72 horas y su carro será llevado a uno de los terrenos del TRANSITO. Si usted sospecha que está siendo víctima de un montaje dígalo, pida que se investigue, contacte a un abogado; no deje que los que lo quieren estafar se salgan con la suya. Por lo general estas personas demandan a los 8 ó 10 días de  accidente, y cuando se presentan demandas tan rápido… sospeche!, el 90% de ellas son arregladas, y los montos son hasta de varios millones, amparados, bajo dictámenes de Peritos en Medicinal legal, que se hacen cómplices y dicen que la persona tiene incapacidad de 9 ó 10 meses, cuando en realidad la incapacidad es de 20 días, y el tiempo de incapacidad es determinante para que el juez dicte, el precio que hay que pagar.

Uno puede pedir un segundo aval de otro perito, si tiene sospechas y así de ese modo salvar su patrimonio. Si un segundo perito difiere enormemente del primero, éste quedará al descubierto y pagará con cárcel y perderá su tarjeta profesional, y se descubrirá que usted ha sido víctima de un montaje.

No se trata de pensar que los verdaderos accidentes no ocurren, pero es bueno estar informados de todo esto ya que la estadística es grande. Así que por favor, tomemos precauciones y cuidémonos. Háganse asesorar de su seguro y recuerde no caer en el juego de palabras que pueden terminar inculpándolo, así usted no tenga la culpa.

Top